Mi blog

Cómo me convertí en un niño otra vez

9.2.2020 English Français Slovenčina

Pregunto, ¿por qué? Mamá responde. Yo pregunto de nuevo, ¿por qué? Mamá responde, porque es así.

Y yo otra vez, ¿pero por qué es así? Así es como comencé a conocer el mundo. Luego ingreso en la primaria y ya no era así. Estábamos aprendiendo y escribiendo exámenes. Sin embargo, esto no significa que no quisiera entender mejor las cosas.

Algún tiempo ha pasado y algo ha cambiado. Ya no preguntaba más. Busqué y recibí respuestas claras, respuestas verdaderas. Estaba convencido de que todo era cognoscible.

La secundaria probablemente también influyó mucho en mi pensamiento: solo una definición correcta, usar siempre un término particular. Y este pensamiento culminó durante el último año de la secundaria y el primer año en la universidad. Me doy cuenta de ello cuando pienso en mis actitudes anteriores. Estaba convencido de muchas cosas sobre política e historia. Y aunque no me gustan los conflictos, disputaba con mis seres queridos.

Un cambio se produjo el segundo año en la universidad y fue gradual. Deestoy convencido de” a “pienso que” aestoy pensando en”. El cambio fue un regreso a un mundo donde ya había estado antes, a un mundo sin verdades dadas. Regreso a la pregunta, ¿por qué debería ser así? O mejor, a la pregunta, ¿es esta pregunta realmente responsable? Y si no es, ¿tiene sentido dedicarse a ella? Pienso que a veces sí, pero a veces no tiene sentido para mí. Y estoy hablando de las cosas a las que prestaba mucha atención en el pasado.

Y en cuanto a la pregunta, ¿qué cosas son cognoscibles? Hoy digo que no lo sé.